Víctor Küppers y el “efecto bombilla”: la importancia de la actitud