Una única hora semanal de ejercicio físico puede prevenir la depresión