Un huevo al día para reducir el riesgo de infarto e ictus