¿Qué podemos aprender de las experiencias dolorosas?