Mejor no beber ni una gota de alcohol