La vivienda también afecta a la salud