La vitamina D condiciona el éxito de los tratamientos de reproducción asistida