La forma en la que resuelves tus conflictos habla de ti