La cápsula que puede revolucionar el diagnóstico de los trastornos gastrointestinales