La aterosclerosis podría estar causada por una bacteria de la boca y no por la dieta