Hasta 1 de cada 3 casos de demencia se puede prevenir sin tener que recurrir a fármacos