Gestionar bien el duelo es la clave para superar una pérdida