El tamaño del bebé podría afectar a su salud mental posterior