El riesgo de dejar de consumir lácteos antes de los 25 años