Cuando una persona tiene hambre, se vuelve agresiva