Cómo logró Japón tener uno de los índices de obesidad más bajos del mundo